Español: Inicio > Qué es el TLP > Testimonios  – Català: Inici > Què és el TLP > Testimonis


Esperanza

Hay sentimientos que no se pueden expresar con palabras, mi satisfacción y agradecimiento que hoy quiero hacer constar, no se pueden definir.

Me gustaría dar las gracias a todo el equipo del Departamento de Conductas Adictivas del Hospital de Santa Creu y Sant Pau, Barcelona. A todos ellos que me han ofrecido apoyo durante mi ingreso para desintoxicarme.

Hoy, que ya puedo pensar, serena y tranquila, ver las cosas con perspectiva y distancia y valorar el proceso tan importante que he emprendido, realmente un despertar a la vida, consciente y feliz de volver a ser yo misma, limpia de sustancias y deseosa de continuar mi caminito, llevar una vida sana, sin olvidar, pero, que todo esto ha sido posible a la ayuda de todos los profesionales del Hospital de Sant Pau, que han llegado a mi interior, han desvelado mi espíritu de lucha, de curación, por ser todos ellos, por encima de todo, grandes personas humanas, capaces de escuchar, de cuidar y entender a los enfermos, al pie del cañón en todo momento, con serenidad y firmeza. … en ningún momento nos han tratado a mi y los otros compañeros como enfermos, es más, nos han transmitido esperanza en esta dura lucha y nos han hecho ver que fuera nos espera un mundo y personas para querer .

Tenemos una enfermedad, y desde la aceptación podemos curarnos, con el tratamiento adecuado y constancia. Ahora que ya puedo pensar, contar hasta tres antes de responder, ser paciente…digo BASTA de evasiones y huidas, hace falta enfrentarse a las cosas y mi conducta de antes, la huida, la evasión a través de sustancias, no conduce a nada, es alargar el proceso que tarde o temprano tenemos que afrontar si queremos optar por vivir dignamente y con calidad… Ya toca empezar y no dejar el camino hacia DELANTE.

Me gustaría transmitir un grito de esperanza y animar, desde mi experiencia a todos aquellos que tienen conductas adictivas, a mis compañeros de ingreso, a seguir luchando. No mentiré, el camino es largo y duro, como todas las cosas que valen la pena en esta vida, pero es una inversión de futuro. ¡¡Sí!! ES POSIBLE salir, yo lo estoy haciendo. Llevo 21 años con esto.

 ¿Por qué tendimos a recorrer a sustancias como el alcohol, las drogas, las pastillas, que sólo hacen que enrarecer la conducta y personalidad? El placer inmediato que proporcionan es tentador, son sustancias seductoras y gratificantes pero ADICTIVAS. Evitemos , desde la conciencia los posibles factores que nos han llevado a consumir (entorno, pareja, familia, compañías, situaciones, tipos de vida …. ) y alejémonos. Busquemos  la “raíz del problema”, basta de sustancias, pedazos, hay que ir a la esencia.

Las dependencias no son buenas y tenemos que ser muy conscientes de esto y evitar relaciones poco sanas. Nosotros somos el 100% responsables de nuestra vida.

Espero no volver a caer, pero si esto sucede, libre de culpabilidad, humildemente, llamaré a la puerta del Hospital de Sant Pau.

Emma