No intente cambiar a su pareja TLP

Español: Inicio > Documentación > Artículos  – Català: Inici > Documentació > Articles


Paul T. Masson y Randi Kreger. “Deja de andar sobre cáscaras de huevo”, Ediciones Pleyades

No es posible obligar a a nadie a cambiar su conducta. Es necesario un mínimo de consciencia de enfermedad, vivido sin culpa. El problema es que en la mayoría de los casos la persona afectada por un TLP no es consciente de que sufre un desorden de la personalidad, solo usa los mecanismos que ha utilizado toda la vida. Por tanto, si alguien que afirma querer “ayudar” a un TLP generalmente quiere decir que busca cambiarlo ha de pensar que esto no es viable- las personas solo cambian por sí mismas, y lo hacen cuando creen que pueden cambiar, cosa que en muchos casos es así: la terapia mejora muchos síntomas del tlp.

 Estas son las conductashabituales que el partenaire del TLP utiliza:

  1.  Trata de entender las razones que esgrime el TLP para actuar como lo hace
  2.  Busca entender las emociones que mueven al TLP como justificante de las consecuencias.
  3.  Suele amenazar con abandonos que no cumple.
  4.  Olvida su propia vida. Organizar la de su pareja es lo prioritario. Si siente que lo logra es casi feliz.
  5.  Piensa que la persona que eligió para formar pareja en su día, es la verdadera y que es capaz de cambiar estas conductas alienadas solo si encuentra la fórmula correcta, porque la verdadera personalidad era la que conoció.
  6.  Suele ignorar las conductas que siente como inaceptables, basándose en que nunca se hubiera enamorado de alguien así; concluyendo que lo que pasa no debe ser tan grave o no está pasando. Así se convierte en partícipe necesario de la continuidad de la conducta patológica.
  7.  Busca cambiar en la dirección que le marca el TLP hasta lograr el equilibrio. Cree que si no lo logra es por un error personal.
  8.  Rompe la relación y vuelve cuando el/ella acepta que cambiará. Repiten esta situación durante años.
  9.  Finaliza no hablando de nada, deja de hacer comentarios y evita que el TLP conozca su verdadera idea sobre la dinámica del problema y sus diarias consecuencias, esconde algunas acciones del día a día a parientes y amigos.
  10.  1Suele suceder que el partenaire de un TLP sienta que es realmente amado y que el problema es que el otro no es responsable por sus conductas.

 Lo que aconseja es:

Trate de no quedar atrapado en la red de acusaciones, demandas imposibles y críticas que recibe. En lugar de empaparse de la patología ajena, busque mantener el propio sentido de la realidad sobre lo que el otro dice o hace. Devuelva el reflejo de lo que recibe a su dueño/a. Si es necesario trate de expresar y desarrollar confianza en que la otra persona puede aprender a manejar sus propias acciones y sentimientos y controlar sus impulsos.

En ese contexto su rol es el de soporte, mientras dejamos claro que el afectado por TLP es el único que puede recuperar el locus de control interno sobre afectos y reacciones: “Esto no se hace””esto me daña”, ” con esto pierdo en lugar de ganar”.

Mostrarse en las acciones propias como alguien que tiene una línea límite, que no está dispuesto a a soportar algunas conductas, comunicarlo y mantenerlo es la mejor de las ayudas.