Herramientas para comunicar mejor

Español: Inicio > Documentación > Artículos  – Català: Inici > Documentació > Articles


Traducción del texto “Eines per comunicar millor quan algú proper té un problema de salut mental o una crisi”. Documento elaborado por “Activa’t per la salut mental”, un proyecto de la Federació Salut Mental Catalunya y la Generalitat de Catalunya. 

BUSCA EL BUEN MOMENTO

  • Recuerda que hay momentos mejores para sacar y tratar ciertos temas. En caso de que no se puedan posponer, ten en cuenta la situación y la vulnerabilidad de la persona en aquel momento.
  • Pregúntale si quiere hablar en aquel momento, y respétala si quiere estar a solas. Evita ser invasiva y dale la oportunidad de elegir si quiere hablar o no.
  • Dejale el tiempo que necesite.

CUIDA EL ESPACIO Y EL CONTACTO CON LA PERSONA

  • Empieza despacio, con pequeñas acciones, como por ejemplo ir a dar un paseo o visitar a un amigo.
  • Minimiza las distracciones. P. ej.: “¿Puedes/puedo apagar el televisor para poderte escuchar mejor?”.
  • Busca un buen lugar y un buen momento para hablar, cuando los dos estéis relajados.
  • Tocar el hombro de la persona puede ser reconfortante para algunas personas, pero puede generar ansiedad en otras. Antes de hacerlo, pregúntaselo. P. ej.: “¿Te puedo dar un abrazo?” o “¿Te puedo coger la mano?”.
  • Muestra una posición abierta y acogedora. Sonríe y habla en positivo.
  • Respeta la intimidad y aquello que la persona ha compartido contigo. No hables con otras personas sin su consentimiento.
  • La confianza es un tesoro, cuídala cómo se merece. El momento en que se rompe es realmente doloroso y recuperarla puede costar mucho tiempo y esfuerzo.

ESCUCHA ACTIVAMENTE

  • Mira a los ojos a la persona con la que estás hablando.
  • Pon tu atención en aquello que ella está diciendo y procura entender qué es lo que está intentando comunicar. Intenta descubrir las necesidades que hay detrás de sus demandas.
  • Da muestras de que estás atento a sus palabras, asintiendo y pidiéndole que continúe. P. ej.: “Di, ‘te estoy escuchando'”.
  • Haz preguntas para aclarar y asegurar que has entendido aquello que el otro quiere comunicar. P. ej.: “¿Cuando dices esto quieres decir que…?”.
  • No añadas opiniones personales o juicios propios. Resume aquello que has entendido parafraseando. P. ej.: “Si lo he entendido bien has dicho que…”.
  • Da la posibilidad a quien ha hablado de reflexionar y aclarar sus pensamientos.
  • Muestra tu empatía. Ayudan fórmulas cómo: “Ya lo veo” o “Esto debe ser difícil”.
  • Evita ofrecer soluciones o consejos, así como bombardear la persona con preguntas.

COMUNÍCATE DE MANERA CLARA Y DIRECTA

  • Utiliza frases simples, cortas y sencillas.
  • Ten claro qué quieres comunicar y habla de un solo tema cada vez.
  • Habla en tiempo presente: “Aquí y ahora…”.
  • Evita comunicar mensajes contradictorios entre la comunicación verbal y la no verbal.
  • Evita hacer demandas indirectas que puedan dar lugar a malas interpretaciones.

EVITA EL JUICIO

  • Trata de dejar de lado el juicio, la crítica y la acusación. Buscar culpables no ayuda a una buena comunicación.
  • No levantes la voz, no interrumpas ni intentes intimidar/disciplinar la persona.
  • Habla desde el “yo” (“Yo me siento…”, “A mí me gustaría…”, “He notado…”) en vez de hacerlo desde el “tú” (“Tú has hecho…” “Tú eres…”).
  • Evita referirte al diagnóstico o hablar de “enfermedad”.
  • Si la persona experimenta alucinaciones o paranoias, has de ser consciente de que esta experiencia está siendo su realidad. Hazle saber que entiendes que está experimentando estos hechos, sin invalidar su experiencia.
  • Intenta separar la persona del comportamiento.
  • Utiliza palabras específicas en vez de utilizar generalizaciones o “palabras pesadas”, como “siempre” o “nunca”.

MUESTRA TU INTERÉS POR LA PERSONA

  • La empatía y la sensibilidad son elementos clave para evitar hacer daño a la persona.
  • Formula aquello que dices desde un interés auténtico hacia la persona y lo que le pasa; si no es así no funcionará.
  • Expresa tu aprecio por la persona, así como tu interés o preocupación: “¿Estás bien?”.
  • Ofrécele tu apoyo: “¿Qué necesitas?”, “Estoy aquí…”.
  • Expresa con honestidad tus propios sentimientos e invita a la persona que tienes al lado a expresar los suyos, ya sea a través de la palabra, la escritura o cualquier otra forma de expresión: baile, pintura, dibujo…
  • Procura que la persona que tengas delante no se sienta obligada a hablar.
  • Tómate tiempo para sentarte y escuchar. Interésate por aquello que esté sintiendo.
  • Si notas que la persona está “luchando contra algo” o se siendo mal, anímala a compartirlo o a pedir ayuda.

HABLA DE FORMA TRANQUILA SIN MOSTRARTE DEMASIADO EXCITADO

  • Trata de comunicarte de manera calmada: utiliza un lenguaje corporal, unas palabras y un tono de voz agradables.
  • Estar tranquilo cuando la persona está pasando un momento difícil o está triste es una forma de mostrar un modelo de como afrontar retos y facilitar la comunicación afectiva, reduciendo, además, los niveles de estrés de la persona que tienes delante.

MOTIVA Y REFUERZA POSITIVAMENTE Y CON RESPONSABILIDAD

  • Motiva y refuerza positivamente. Es fundamental para ofrecer el apoyo y el ánimo necesarios para que la persona se recupere.
  • Evita sonar paternalista así como sobreprotector. No limites su autonomía y responsabilidad.
  • Promueve que la persona tome parte proactiva en su proceso de recuperación.
    Evita darle consejos o decirle qué tiene que hacer, si no es que te lo pide.
  • Reconoce aquello que la persona dice que siente, aunque no estés de acuerdo.
  • Pon energía en reforzar comportamientos adecuados en lugar de hacerlo al castigar los inadecuados.

OFRECE ESPERANZA

  • Habla con la persona de diferentes temas, no permitas que el problema de salud mental sea el centro de vuestra relación.
  • Enfatiza sus capacidades, manteniendo una actitud positiva y propositiva en la comunicación.
  • Expresa tus sentimientos positivos mostrando tu aprecio de manera específica: “Estoy orgulloso de lo que has hecho” o “Estoy contento de que hayas participado en el grupo de apoyo”.

ALGUNAS FRASES QUE PUEDEN AYUDAR

  • “Quizás no soy capaz de entender exactamente como te sientes, pero me preocupo por ti y quiero ayudarte.”
  • “Tú eres importante para mí. Tu vida es importante para mí.”
  • “Dime, ¿como puedo ayudarte?”
  • “Tú eres el protagonista de esta historia, tu opinión importa.”
  • “No estás solo, yo estoy aquí contigo.”
  • “Háblame, te estoy escuchando.”
  • “Estoy aquí contigo.”

 


La Guía incluye dos apartados más:

  • Como apoyar a una persona que tiene un problema de salud mental
  • Qué hacer ante una crisis

Estos apartados sólo están disponibles en catalán, en la web de “Activa’t per la salut mental” (formado PDF)::
activatperlasalutmental.org/wp-content/uploads/2017/08/Miniguia_acompanyarSM.pdf