Los derechos de las personas cuidadoras

EspañolInicio > Documentación > Artículos  – CatalàInici > Documentació > Articles


Javier López, María Crespo. Guía para cuidadores de personas mayores en el hogar. Secretaría de Estado de Política Social, 2008. 

A pesar de que la indicaciones siguientes están dirigidas a personas cuidadoras de personas mayores, las indicaciones son igualmente útiles, y necesarias, en el caso de personas que atienden a familiares con TLP u otros trastornos.

• Cuidar de mí mismo/a, dedicando tiempo y haciendo actividades simplemente para mí sin sentimientos de culpa o de miedo y sin autocrítica.

• Mantener facetas de mi propia vida que no incluyan a la persona a la que cuido, justo como lo haría si esa persona estuviera sana.

• Experimentar sentimientos negativos (tristeza, rabia o enfado) por ver enferma o estar perdiendo a una persona querida.

• Resolver por mí mismo/a aquello que sea capaz y a preguntar y pedir ayuda a otras personas para resolver aquello que no comprendo, reconociendo los límites de mi propia resistencia y fuerza.

• Ser tratado/a con respeto por aquellos a quienes pido consejo y ayuda.

• Cometer errores y ser disculpado/a por ello.

• Ir aprendiendo poco a poco, pues nadie lo sabe todo y se necesita tiempo para ir aprendiendo las cosas nuevas.

• Admitir y expresar sentimientos, tanto positivos como negativos.

• Decir «no» ante demandas excesivas, inapropiadas o poco realistas.

• Seguir desarrollando mi propia vida y disfrutando de ella.

• Rechazar cualquier intento que haga la persona cuidada para manipularme haciéndome sentir culpable o deprimido.

• Estar orgulloso por la labor que desempeño y aplaudir el coraje que tengo que reunir muchas veces para satisfacer las necesidades de la persona de la que cuido.

¡Relea esta lista todas las veces que sea preciso!