Consejos sobre cómo educar a un adolescente con TLP

Español: Inicio > Documentación > Artículos  – Català: Inici > Documentació > Articles


Marsha Linehan

Algunos de estos principios no están clínicamente probados en jóvenes con TLP. Esto quiere decir que funcionan para muchos padres y médicos que trabajan con adolescentes que tienen rasgos límites, pero que nadie aún ha llevado a cabo un estudio con un grupo control para determinar la validez de estos resultados.

Como siempre, usad vuestro juicio para escoger los consejos que os parezca que pueden funcionar mejor en su caso. Revisar las circunstancias específicas y consultad a profesionales en los que confiéis. Recordad, también, que algunas veces las cosas en un principio empeoran antes de mejorar. Si tenéis un hijo que ha estado llevando el control y haciendo todo a su manera usando diferentes medios, no va a estar muy contento al ver que las cosas cambian. Pero, al mismo tiempo, tampoco está realmente feliz de como van las cosas ahora. Vale la pena intentar aprender algunas formas de tratarlos.

1. Intentar validar

Ejemplos de invalidación pueden incluir decirle a un niño que no llore por un incidente supuestamente sin importancia, decirle a un niño enfadado que está mal sentirse enfadado o ignorar la depresión de un niño. Si un entorno invalidante es dañino, los niños con trastorno límite de personalidad de cualquier edad se beneficiarían de entornos más valorativos. Hay que prestar un poco más de atención.

2. No ser crítica sin más

Es importante prestar atención sin emitir juicios. “No asuma nada acerca de quién o qué tiene la culpa. Solo escuche e intente entender sin querer necesariamente resolver el problema de la persona”.

3. Ser empático

Refleje los sentimientos de la otra persona. Y, si siente que es seguro, ayúdele  a identificar emociones no expuestas. Recuerde, que la gente con TLP a menudo tiene problemas para identificar sus sentimientos y pueden no estar preparados para analizarlos al calor del momento.

4. Expresar preocupación y confianza

Los padres que constantemente se lanzan a solucionar los problemas de sus hijos pueden estar comunicando el mensaje  de que no pueden hacerlo por ellos mismos. Vuestros hijos deben amoldarse al mundo, porque éste no se va a amoldar a ellos. Así pues, una parte importante de la apreciación es expresar la confianza en las habilidades que tiene el niño o adolescente, para resolver los problemas por sí solo. Los niños que empiezan a solucionar sus problemas ganan auto-estima e independencia.

5. Reconocer el enfado dirigido a vosotros, empatizar pero no derrumbarse

Si tenéis un hijo que está enfadado con vosotros, la apreciación indica que debéis retroceder, mantener la calma y desconectaros de la emotividad de la situación.